Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14 octubre 2011


Hace casi 6 años conocí un amigo (el cual al día de hoy, ya ni le reconozco) que a su vez, me recomendó a otro amigo. Admito que en ese ayer mi entusiasmo era catársico, ya que por esa plática supe que la persona era un “antiguo espíritu del mal”* del medio. Le visité, entrevisté y me embarqué en su segundo aire.

El resultado de su segundo aire fue un evento que adquirió su identidad y que, en esencia, se celebra en el lugar más adecuado para ello. Independientemente de los altercados y las situaciones de esa primer Sunamic, el resultado superó nuestras expectativas y más de uno (incluyéndome) tuvo su primer experiencia en ‘conves’ de anime, manga y cosplay.

Enfrentamos la verdad: Es complicado vivir del medio, ayer, hoy y (¿quizás?) siempre dentro de los límites inciertos de nuestras líneas de vida. Woody Allen, actor y director estadounidense, dijo alguna vez:

“La realidad cotidiana de hoy día puede llegar a ser muy deprimente. Así que la gente tiene la necesidad imperiosa de buscar un sentido a sus vidas, de aferrarse a la idea de que hay algo especial esperándoles en algún lado.”

Él buscó un sueño, se aferró y le dio el sentido a su vida. Bajo una óptica Sartreriana, su existencia nos fue tan cuadrada como multifacética ante todas las personas con las que tuvo a bien relacionarse. No voy a negar hoy que le tenía en muy alta estima y después, tal vez por el mero instinto de proteger su sueño, abrazó el vicio que cualquier persona tuvo que experimentar y por lo tanto, mi estima bajó. Esa es mi vista cuadrada y multifacética.

Propositivo, impulsor y que al final de su ciclo procuró mantener vivo su sueño hasta que la vida le cobró factura. Una vida que, haciendo a un lado las impurezas, respeté hasta el final.

Algunas cosas increíbles (como estas palabras) simplemente dejan mi inconsciente perplejo ante lo que puedo responder por la muerte de una persona.

Estas palabras las dedico a la familia de Adrián Gamundi Moreno, organizador de Sunamic que el día de ayer, a las 3 de la mañana… Falleció.

“Et eärello endorenna utúlien. Sinome maruvan ar hildinyar tenn’ ambar-metta!!”

“Capi”, descanse en paz. Viejo… Amigo.

*: Mi personal manera para referirme a las personas que tienen más tiempo en el medio que un servidor. Un eufemismo que, imagino, saben de dónde viene.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: